Las Comisiones “Anticorrupción” e Investigación

Denuncia contra los Directivos de la CFN

Organismos de control en el Ecuador sobran y mientras más haya más corrupción existirá, puesto que son verdaderas pantomimas, para engañar a ingenuos y despistados.

Conozcamos a manera de ejemplos algunas perlas de la Comisión Cívica de Control de la Corrupción (CCCC), cuando tienen intereses los banqueros:

1. El 28 de febrero de 2001 presenté una denuncia contra los directivos de la Corporación Financiera Nacional por malos manejos de los recursos económicos que el Ecuador obtuvo como empréstito del BID para realizar un programa de capacitación para el sector microempresarial.

El 5 de abril de 2001 recibí la contestación por la que me informaba que: “…la CCCC ha resuelto que carece de competencia para conocer el caso…” Al cabo de 8 meses, el 25 de noviembre de 2002 mediante oficio C.C.C.C.3120.2002 me comunicaron que: “…se ha resuelto a trámite de investigación, por encontrarse dentro del ámbito de competencia que la Constitución y la Ley le atribuyen a éste organismo.” Dos criterios contrapuestos sobre el mismo asunto y al final nada hicieron.

Resolución de la CCCC sobre el caso Banco Pichincha (Informe aprobado el 14 de agosto de 2002).

La CFN prestó al banco Pichincha en 1998 (año del asalto financiero) un monto de CIEN MILLONES DE DÓLARES, sin ninguna garantía, ni tasa de interés y sin cumplir ninguna formalidad. Sobre esta denuncia la CCCC “investigó” y concluyó lo siguiente:

“Al haberse INCUMPLIDO disposiciones de la normativa interna de la CFN en las operaciones de préstamos globales concedidos al Banco del Pichincha, el Directorio de la Corporación Financiera Nacional debió adoptar las medidas correctivas pertinentes, toda vez que al interior de la indicada institución SE TUVO CONOCIMIENTO DE ESTAS IRREGULARIDADES, desde el año 1998.”

SE EVIDENCIA UNA INTERVENCION TARDIA DE LA SUPERINTENDENCIA DE BANCOS para revisar los procedimientos de contratación antes referidos, la misma que le ha imposibilitado ordenar a las instituciones financieras que adopten las medidas correctivas adecuadas así como de imponer las sanciones administrativas que le faculta la Ley de Instituciones del Sistema Financiero -en su artículo 180, letra j- a los funcionarios de la Corporación Financiera Nacional responsables de los indicados procedimientos.”

La tristemente célebre CCCC concluyó lavándose las manos y manifestando que ninguno de los funcionarios que autorizaron las operaciones es todavía empleado y por lo tanto no pueden ser sancionados.

Cuadro 19

CRÉDITOS CONCEDIDOS POR LA CFN AL BANCO DEL PICHINCHA

Operación Número Valor Fecha
2601980002 S/. 30.000´000.000 5 febrero 1998
2601980006 S/. 105.000´000.000 6 febrero 1998
2601980028 S/. 30.000´000.000 7 agosto 1998
2601980003 USD 2.000.000 12 febrero 1998
2601980009 USD 15.000.000 6 marzo 1998
2601980027 USD 19.372.693 7 agosto 1998
2601980029 USD 2.000.000 12 agosto 1998
2601980030 USD 5.000.000 2 septiembre 1998
2601980031 USD 5.000.000 2 septiembre 1998
2601990001 USD 10.000.000 4 febrero 1998
2601990002 USD 2.000.000 9 febrero 1998
2601990004 USD 2.000.000 11 mayo 1998

Fuente: cccc Elaboración Autor

Fundación Avanzar sometida a investigación

En el mes de abril de 2007 fui invitado por el Director de Noticias de Radio Quito, para analizar y opinar sobre las tasas de interés del sistema financiero. Con las evidencias del caso, afirmé que los banqueros no eran otra cosa que delincuentes disfrazados de banqueros, puesto que eran usureros y lavadores de narcodólares.

A los pocos días recibí una comunicación DI-954-C.C.C.C.-07 suscrita por el Dr. Alfredo Alvear, Director Ejecutivo de la CCCC, solicitando: “… de manera urgente, para fines de investigación, disponer a quien corresponda facilitar al portador del presente oficio, una copia certificada de los Estatutos y demás Reglamentos que norman el funcionamiento de esta fundación.”

Como contestación recibió los documentos con la siguiente respuesta:

“Estoy sorprendido y no por primera vez, de las reacciones de esa comisión, que investiga a quien denuncia actos de corrupción de la banca y no investiga a los banqueros que tanto han robado a la gente más pobre de éste país, gracias a la ineptitud y complicidad de los organismos de control, como entre otras la CCCC.”

No volvió por otra este defensor de los banqueros de la CCCC. ¿Podrá algún ecuatoriano confiar en éste organismo burocrático y corrupto?

Municipio de Quito promueve la usura

El Municipio de Quito a través de “Conquito” llevó adelante un proyecto de capacitación y microcrédito para las personas de los sectores populares de la ciudad de Quito. Esa actividad la realiza tercerizando servicios de diferentes instituciones, entre la cuales estuvo “Avanzar”. En dos talleres de capacitación desarrollados en el sector de Carapungo se presentaron “novedades”, que fueron notificadas a las “autoridades” correspondientes y que causaron la iracundia de éstas.

El caso más relevante y que compete al presente estudio es el siguiente:

Un grupo de comerciantes de comidas en la vía pública, en el sector de Carapungo fue persuadido para que “mejore” las condiciones de expendio, para lo que se les ofreció capacitación y construirles un patio de comidas, en el sector “E” Bajo, lugar donde sería una estación de transporte público, es decir, aseguraban la presencia de potenciales clientes.

El grupo compuesto por 32 personas acepto la propuesta a finales de 2005. Acogió la capacitación y decidió endeudarse en USD 1.750 con la operadora de microcrédito CEPESIU“recomendada” por el Municipio. El valor del local fue de USD 1.300 y el resto por intereses a 3 años plazo.

La inauguración del patio de comidas fue realizada en noviembre de 2005 y al cabo de 4 meses la gente empezó a reclamar porque en primer lugar ni el Municipio ni la Policía cumplieron con establecer un paradero de buses y por tanto no tenían clientela, como tampoco para poder pagar las cuotas a la operadora de microcrédito.

“Avanzar” al hacer un seguimiento a sus capacitadas, encontró que apenas 8 personas permanecían trabajando en la zona, totalmente decepcionadas: no tenían servicio de agua potable, energía eléctrica y estaban endeudadas.

Al hacer los cálculos de la tasa de interés que cobraba CEPESIU, cuya presidenta –María Mercedes Placencia- es funcionaria municipal, se determinó que estaban cobrando el 74.5% anual, puesto que de entrada les cobraron USD 180 por “asesoramiento”, que nunca recibieron.

Con tales antecedentes Fundación Avanzar presentó un oficio al Alcalde de Quito, haciéndole conocer las “novedades”. Esta denuncia fue remitida a la Comisión Anticorrupción del Municipio “Quito Honesto”, presidida por el Sr. Simón Espinosa Cordero, quien no dio paso a la investigación y amenazó con iniciar una acción penal contra el representante legal.

A septiembre de 2007 apenas dos (2) personas utilizaban el patio de comidas, los días sábados y domingos de 11:00 a 14:00.

El principal asesor de microcrédito de Conquito es el Sr. José Antonio Lanusse, principal de INSOTEC, institución que de acuerdo a la investigación realizada por la alemana, cobraba el 218% a sus “clientes”.

Esta situación denunciada la encontramos también en muchos centros comerciales del ahorro, construidos por el Municipio de Quito. El más antiguo: “La Ipiales” tiene cerrado 1.250 locales de los 5.000 construidos. Estas personas se endeudaron con el Banco Solidario, que cobraba el 76%. Las comisiones anticorrupción no pasan de ser unas fachadas burdas para engañar a bobos; y, la “generación de empleo” que promueve el Municipio, en muchos casos, es una tomadura de pelo.

¿INVESTIGACIÓN O ENCUBRIMIENTO?

El Econ. Eduardo Valencia Vásquez, profesor de la Universidad Católica del Ecuador (PUCE), asesor financiero de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, militante de la Izquierda Democrática, Presidente de la CFN, presidente de una comisión de investigación de la crisis económica financiera, formada por el Presidente Correa, presentó una“síntesis de los resultados”, (julio 2007) que encubre a los principales responsables del atraco bancario e inclusive les reduce el monto de su estafa. Mis conclusiones son:

  • Como representante de la “academia” se encarga de confundirlo todo;
  • Encubre el 99% de nombres de los responsables del atraco del siglo;
  • Reduce el monto de la estafa de 15 mil millones de dólares a 8 mil millones;
  • No dice que la PUCE ha sido la principal “formadora” de los responsables de la crisis, comenzando por Mahuad;
  • No dice que el Sr. Fidel Egas del banco Pichincha y principal socio de los jesuitas, se beneficio ilegalmente de los recursos de la CFN, en 1998;
  • No dice que el Econ. Raúl Daza, ex vicepresidente del banco del Progreso y encarcelado por la quiebra de ese banco, es el decano de Economía de la PUCE y profesor de “Administración de Instituciones financieras”.

En ésta “investigación” participaron: monseñor Víctor Corral Mantilla (jesuita) y Ramiro Larrea Santos (miembro del C.C.C.C.).

En los años 98 – 99 hubieron muchas irregularidades a lo interno de la CFN y muchos banqueros tuvieron el directo apoyo de algunos funcionarios de la propia CFN. A continuación conozcamos algunos nombres de quienes estuvieron al frente de la institución, antes de la crisis financiera, en la crisis y posterior a ella:

· 1996 - 1997 Ing. Com Mauricio Morillo W, Gerente General Arq. Tommy Schwarzkopf Peisach, Presidente del Directorio

· 1998 Mauricio Morillo, Gerente General (hasta agosto 1999) Rafael Cuesta Álvarez, Presidente del Directorio (hasta octubre de 1999)

· 1999 Roberto Villacreces R. Gerente (e) Pedro Kohn T. Presidente del Directorio

· 2002 Econ. Federico Saporiti Gerente General

Es necesario señalar que los llamados empresarios están donde está el dinero para hacer sus buenos negocios (telefónicas, aduanas, empresas eléctricas, IESS). En el directorio de la CFN participan dos representantes de las Cámaras de la Corrupción, uno de la sierra y otro de la costa, que abiertamente se pelearon en esa época (Alarcón y Kohn). El Sr. Valencia que supuestamente realizó una investigación del atraco financiero, debería decirnos cuántos créditos de la CFN fueron a parar –en esa época- en las empresas de los principales dirigentes de las cámaras y cuántos han honrado las deudas. Ahora son dueños o articulistas de revistas económicas, (Ekos) que nos hablan de eficiencia, valores y responsabilidad social.

Veamos una perla que “olvidó“ Valencia: La Fiscalía acusó de peculado a Estela Izurieta, ex gerenta de Filanbanco Quito; Adrián Galindo, gerente regional de operaciones de Filanbanco Quito; y monseñor José Vicente Equiguren, quien firmó el acuerdo de compra-venta en representación de la Conferencia Episcopal (CE).

El caso se remonta al 26 de enero de 2001, cuando Stella Cardozo y Adrián Galindo, en calidad de gerentes de Filanbanco Quito, suscribieron con Eguiguren, secretario general de la CE, un acuerdo para la venta de varios inmuebles por un valor total de USD4 millones.

El 6 de noviembre de 2000, la gerenta regional de Filanbanco pidió a la CE el canje de parte de los bonos recibidos (del Banco de Préstamos), por otros emitidos por Filanbanco. Ese convenio sí fue firmado por Eguiguren, el 21 de enero de 2001.

El 26 de noviembre de 2002, Patricia Iglesias, auditora, señaló que en la negociación con la CE hubo una pérdida de USD6,7 millones porque, presuntamente, los bienes estaban subvalorados y el pago fue cancelado en CDR.

Se podría establecer una presunta disposición arbitraria de bienes de Filanbanco, por parte de sus administradores, al haber recibido CDR a cambio de bienes -dice la fiscal- con lo cual se habría ocasionado un perjuicio de USD6,7 millones en contra de la entidad bancaria que está ahora en proceso de liquidación, “lo que hace presumir la existencia del delito de peculado".

Los bancos y las iglesias son hermanos siameses. Macho y hembra son heladamente metálicos.

Las Universidades

Las universidades están especializadas en formar a los profesionales que administran y encubren los grandes atracos de los banqueros.

Las universidades particulares y especialmente las católicas forman a los economistas y máster en finanzas que sirven para administrar los bancos y su corrupción, mientras la universidades estatales forman a los mejores abogados para defender desde el estrado o desde la magistratura, los delitos descubiertos en el sistema financiero.

El Rector de la Universidad Andina Simón Bolívar, Enrique Ayala Mora, promueve diplomados de Formación en Microfinanzas, aliado, entre otros, con fundación Alternativa, que creó banco Solidario. De rojo socialista de forma, ha pasado a amarillo socialcristiano, en su esencia. Esto le permite mantener un espacio como articulista en el diario El Comercio.

Es hora de preguntarnos sobre la responsabilidad de las Universidades en la formación de profesionales, que al frente de bancos quiebran y cometen las más grandes fechorías. El fenómeno de las defraudaciones bancarias se da en todo el mundo. Expertos en finanzas graduados en las “mejores” universidades de EEUU, Europa, México o Chile, actúan como verdaderos gánsteres en los bancos. ¿Qué reciben o qué no reciben estos profesionales en las universidades donde son formados?

Es hora de hacer una evaluación sobre el papel de las Universidades, públicas y privadas.

En una reunión de profesores de la Universidad Católica del Ecuador se preguntaban con vergüenza, si acaso ellos no son los responsables de la formación de los más grandes desfalcadores del Estado y de los bancos.“¿Cuántos de los Presidentes de la República, Vicepresidentes, Ministros de Economía, Funcionarios del Estado y banqueros, que han atracado los dineros públicos y privados, han sido estudiantes de la Católica?” Las Universidades como grandes industrias chinas han graduado a más de 60.000 abogados, que están en la desocupación o creando conflictos para sobrevivir. El negocio es lo que importa y no la necesidad del país.

Como citar este artículo: 

fundacion avanzar "Las Comisiones “Anticorrupción” e Investigación" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/node/1328 (Consultado el 08 de Dic de 2019)



No te pierdas esto: