Banqueros que estafaron a sus clientes

Los primeros bancos en caer en la década de los 90 fueron: Continental, Préstamos, los Andes, Mercantil Unido, Solbanco y Tungurahua, que entraron en un proceso de saneamiento mientras el Filanbanco fue reestructurado.

Problemas de deficiencia, créditos vinculados, mala administración y falta de pagos quebraron los bancos Occidente, De Crédito, Unión, Financorp y Finagro, del Progreso, Popular, Azuay, Bancomex, Popular, Unión, La Previsora.

Continental.- Perteneció a la familia guayaquileña Ortega Trujillo. Fue creado en 1975 y perteneció al grupo económico Conticorp SA que lo conformaron Leonidas Ortega Moreira y sus hijos: Leonidas, Luis, Jaime, Jorge y Fabián Ortega Trujillo. Esta institución fue el 5to. banco privado más grande del Ecuador, tuvo 240.000 clientes y manejó alrededor del 9% de los activos, pasivos y patrimonio del sistema bancario privado. En 1995 registró pérdidas por 50.000 millones de sucres. Augusto de la Torre en esa época Gerente del BCE otorgó un crédito subordinado por 485.000 millones de sucres. En ese año y en el mismo gobierno “coincidentalmente” el hermano Gustavo Ortega era Superintendente de Compañias. En 1996 para encubrir sus fechorías trató de inflar su patrimonio a través de operaciones financieras entre el banco Continental de Curazao y el de Ecuador que pertenecieron a los mismos hermanos Ortega Trujillo.

​​

A finales de 1996 Leonidas Ortega huyó del país luego de lo cual le iniciaron una causa penal. La Corte Suprema de Justicia declaró prescrita la causa y al momento espera ratificación.

“Según el Banco Central (BCE), la crisis del Continental provocó un perjuicio de USD105 millones al Estado.

Préstamos.- Se derrumbó el 25 de agosto de 1998 por falta de liquidez. Los rumores de quiebra provocaron una corrida de USD140 millones, lo cual no lo pudo superar la administración de Alejandro Peñafiel, pese a que el Banco Central otorgó un préstamo por USD48 millones. La AGD (Agencia de Garantía de Depósitos) lo acogió para garantizar el pago a sus clientes. Las deudas a finales del 2007 alcanzaron a los USD435 millones y solo posee bienes por USD135 millones.

Alejandro Peñafiel fue el segundo banquero en entrar a la cárcel por delitos bancarios. Compartió 2 años junto a Aspiazu y recobró su libertad.

Uno de los ejemplos de irregularidades de éste banquero es el caso Parkenor del grupo peñafiel, que supuestamente hizo un crédito de USD5 millones y fue a parar en la empresa Silvadin para levantar la hipoteca del edificio Torrezul y cubrir la deuda con el banco de Préstamos. Esta triangulación fue descubierta y permitió el remate del edificio, con la recuperación de USD3,7 millones. Por esta acción Peñafiel inició un juicio a Alejandra Cantos y los jueces muy prestos la condenaron. Cantos esta exiliada en Venezuela.

Progreso.- El 22 de marzo de 1980, la Superintendencia de Bancos aprobó la operación del Banco del Progreso SA, mediante una resolución fechada en septiembre de ese año. Sus accionistas calificaron al banco de comercial privado enfocado a las operaciones de banca corporativa, consumo, comercio exterior, inversión y de servicios generales. Su crecimiento fue rápido. El 15 de marzo de 1995, el Banco del Progreso se constituyó en accionista único de una subsidiaria en islas Cayman, Banco del Progreso Limited, a la que la Superintendencia de Bancos de Ecuador entregó licencia bancaria en la categoría B el 18 de abril de ese año: podía operar en el país mediante un convenio de corresponsalía, agenciamiento y mandato suscrito con el Banco del Progreso, en donde Fernando Aspiazu tenía el 22% del control, según el paquete accionario. El 2 de marzo de 1999, Fernando Aspiazu hizo que una operación de crédito internacional, que costó 389,7 millones de dólares, fuera calificada como un pasivo del Banco del Progreso para que la AGD cubriera esa deuda.

El 31 de julio de 1999, la Junta Bancaria declara que el Banco del Progreso y el Banco del Progreso Limited incumplieron con el proceso de reestructuración y por lo tanto pasan a proceso de saneamiento para garantizar la devolución de sus dineros a los depositantes. Quebró el 22 de marzo de 1999, cuando lo cerró su presidente, Fernando Aspiazu, y perjudicó a más de 750 mil clientes.

Luego, el banquero hizo una marcha con cientos de social cristianos y miembros de las cámaras de la “producción” de Guayaquil, con el ex presidente León Febres Cordero a la cabeza. Aspiazu exigió USD300 millones adicionales a los USD800 millones que había recibido del Estado.

Aspiazu perjudicó a los clientes del Banco del Progreso al esfumar los depósitos hechos en esta entidad y el Estado tuvo que poner un poco más de 1.350 millones de dólares para restituir los dineros a los perjudicados. Pero cuando las autoridades del Estado tuvieron que entrar en acción para remediar la situación, afirmó que era perseguido por ser costeño.

Otras compañías del grupo banco del Progreso fue canal 1 conocido previamente como SíTV (Sistema Integral de Televisión), diario El Telégrafo y ElectroEcuador. Dada la quiebra de la entidad bancaria, la estación también fue incautada. Después, los jesuitas adquirieron los activos y pasivos de la televisora, para meses después ponerla en venta.

Esta denuncia que fue suficientemente probada, fue encubierta en las oficinas de redacción de la prensa, por presiones de Mahuad y sus allegados.

Pero las presiones, manipulación e intento de censura no solo procedieron de los Isaías y Aspiazu, también otros banqueros ejercieron influencias sobre ciertos “medios” para ocultar información o manipularla. En esta lista está Nicolás Landes, ex presidente del Banco Popular; los hermanos Guerrero, del banco La Previsora, uno de ellos, Álvaro Guerrero, allegado “íntimo” de Jamil Mahuad y alto funcionario de su gobierno; el dueño del Banco del Occidente, hermano del actual alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot y, Alejandro Peñafiel, del banco de Préstamo, entre otros.

Fernando Aspiazu cumplió ya su sentencia de 8 años de cárcel y debe pagar una indemnización al Estado de USD442 millones por daños y perjuicios. En diciembre de 2007 estuvo de candidato a directivo del club de futbol Emelec de la ciudad de Guayaquil, gracia a la “invitación” de Omar Quintana. No es nada raro que próximamente le tengamos de representante de las fuerzas “vivas” de Guayaquil, apoyando el separatismo de Nebot.

Popular.- Fue creado el 15 de octubre de 1953, y el 26 de noviembre de ese año los accionistas obtuvieron la autorización de la Superintendencia de Bancos para comenzar sus operaciones. El mayor accionista era el banco de Colombia, le seguía el Banco Nacional de Fomento, la Caja del Seguro, la Caja de Pensiones y hasta los Municipios de Quito y Cuenca.

Cuando la institución fue sometida a saneamiento, el 26 de septiembre de 1999, el principal accionista del Banco era la compañía Ceval Inc, cuyo representante legal era Nicolás Landes. Ese año, la entidad tuvo la matriz en Quito y las sucursales en Guayaquil, Cuenca, Riobamba, Ambato, Latacunga, Esmeraldas y Quinindé.

El 11 de septiembre, el Superintendente Jorge Guzmán Ortega exigió la renuncia de Nicolás Landes como condición a permitir que Popular obtenga un préstamo de liquidez en el Banco Central para atender los retiros de depósitos de clientes. El 26 de septiembre de 1999, la AGD tomó a cargo el banco y Landes huyó a Miami, donde la mayoría de banqueros disfrutan de sus robos. El patrimonio negativo que arrojó el Banco Popular fue de 627,3 millones de dólares, según la AGD. El banco del Pichincha compró los activos del banco Popular en USD65 millones. Contra Landes se iniciaron 3 juicios por peculado y dos por estafa, uno de los cuales (peculado - west merchant bank) concluyó con la condena a 8 años de cárcel, en el mes de diciembre de 2007. Es seguro que de esta sentencia no pase puesto que el Presidente de la Corte Suprema de Justicia (Jaime Velasco) se comprometió ha procesarlo sólo en este juicio, para poder extraditarle de Costa Rica. Todos los demás implicados en los peculados fueron absueltos. Landes fue extraditado de Costa Rica y cumple condena en el penal.

Filanbanco.- Los hermanos Roberto y William Isaías, dueños de Filanbanco, fugaron del país para vivir un exilio dorado en Miami; huyeron de los cargos de peculado por manejo arbitrario de los fondos que el Banco Central les prestó para capitalizar la institución. Según informes de la Comisión Anticorrupción, Filanbanco había experimentado problemas de liquidez y de imagen pública desde fines de 1994 y presentó fuertes retiros de depósitos, sobre todo en su operación off-shore, que hicieron evidente agudos problemas de solvencia que precipitaban una inevitable suspensión de pagos. El banco más grande del país en esos días, inició con su incapacidad de cumplir con el pago del encaje legal en el Banco Central del Ecuador del 12% de sus depósitos. Ante su inminente quiebra, el Estado decidió otorgarle préstamos de liquidez por un monto total de USD740 millones, operación que desestabilizó la economía.

El Filanbanco, es uno de los ejemplos de corrupción de los banqueros. Sus accionistas (Familia Isaías), según los reportes de la Superintendencia de Bancos, antes de entregar al banco quebrado a la AGD, habrían reestructurado créditos de 36 empresas pertenecientes a dicha familia, con plazos especiales, de 2 a 7 años, intereses subvencionados y denominados en sucres, en un momento de acelerada devaluación de la moneda. Se registró el caso de 9 empresas, que recibieron créditos sin intereses y a 7 años plazo. El monto de esos créditos, entre enero del 98 y febrero del 99, habrían ascendido a 64.062 millones de sucres y 62,8 millones de dólares. Según la Superintendencia de Bancos, "Filanbanco dio a la firma Hartigui, el 18 de noviembre de 1998 (12 días antes de pasar a la AGD), 2.164 millones de sucres a 8 años, pagadero semestralmente, con cero de interés"

Al no poder devolver los préstamos de liquidez Filanbanco pasó a ser la primera institución en ingresar a la Agencia de Garantía de Depósitos, al siguiente día de haber sido creada, el 2 de diciembre de 1998.

Azuay.- El cierre de ésta entidad bancaria ocurrió el 18 de enero de 1999. Carlos Miranda presidente del Directorio y funcionarios de la entidad como Gastón Miranda, José Faguín y otros afrontan un proceso penal por peculado. En el Banco del Azuay, la crisis estalló el 25 de agosto de 1998, cuando sufrió retiros de 28 000 millones de sucres. No tenía cupo para créditos porque no pagó 80 000 millones al BCE. Su mayor problema fue que el 58% del crédito se concentró en 100 deudores únicos, unos 320 000 millones de los 550 000 millones de sucres de cartera eran vinculados. El 28 de enero de 1999 pasó a la AGD y comenzó el calvario para 60 000 clientes.

Tungurahua.- Apareció el 1º de octubre de 1979 y pasó a saneamiento el 30 de diciembre de 1998, después de cumplir 19 años. Fue uno de los primeros bancos en arrastrar como una ficha de dominó a otras entidades financieras durante 1999. La institución comenzó su operación en Ambato, meses después de que la Superintendencia de Bancos aprobó su funcionamiento mediante la resolución 79-249. Fue en diciembre de 1989 que el banco pasó a control del Grupo Ceti, quien a su vez, años después, lo traspasa al Grupo Finver, el 17 de mayo de 1993.

Cuando el banco pasó a control de la Agencia de Garantía de Depósitos, tenía oficinas en Ambato, donde permaneció la matriz, Guayaquil, Quito, Machala y Milagro. Las acciones estuvieron repartidas entre 487 personas, aunque el control era del grupo Finverholding y Ernesto Hidalgo Vera. Como accionista también apareció el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas. Fue la segunda entidad financiera en entrar a la AGD después de Filanbanco. Ernesto Hidalgo fue el principal de éste banco. La crisis del Banco del Tungurahua estalló el 15 de diciembre de 1998, por el retiro de USD40 millones y la deficiencia de patrimonio técnico de 20 millones. El 30 de ese mes pasó a saneamiento a la AGD.

Unión.- Apareció en 1983 como Sociedad Anónima denominada Banunión SA, luego en 1986 se convirtió en Intermediaria Financiera SA y finalmente en 1996, con la unión con otras financiera fue aprobado como Banco unión Banunión S.A. En 1996 fue intervenido por la Superintendencia de Bancos y lo declaró en proceso de reestructuración. Los principales directivos fueron Roberto Baquerizo Valenzuela y Washington Alvares Valenzuela. En abril de 2002 fueron sobreseídos definitivamente por un juez de Guayaquil. En 2004 el Tribunal Constitucional acogió un amparo de la empresa Bacres de propiedad de la familia de Roberto Baquerizo, para la devolución de la propiedad localizada en Samborondon. Entre los vocales que aprobaron este amparo está Mauro Terán, actual magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

Bancomex.- La fusión por absorción por parte del Banco Agrícola Ganadero con el de Comercio Exterior dio como resultado Bancomex (Banco Agrícola y de Comercio Exterior). El primero se fundó en Quito en octubre de 1994, promovido por la Cámara de Agricultura de la Primera Zona. El segundo se fundó en marzo de 1996, luego de la fusión de Manafinsa Sociedad Financiera y Serfinsa Sociedad Financiera, las dos creadas en 1993. La entidad creció y hasta julio de 1999 tenía 14 oficinas: una matriz en Manta, de donde es la familia Cevallos Balda (Medardo era embajador de Ecuador en México en el gobierno de Jamil Mahuad), los accionistas mayoritarios, y sucursales en Quito, Ibarra, Latacunga y Ambato.

Pareció una institución sólida que a mediados de 1997 compró el Lincoln Bank & Trust Co Ltda, propiedad de la compañía financiera Ecuafactor. El 30 de julio de 1999, la Junta Bancaria resolvió declarar que el Banco Agrícola y de Comercio Exterior y su subsidiaria Lincoln Bank & Trust reunían las causales para ser declarados en saneamiento, por lo que nombraron un administrador temporal. Bancomex, que apenas nació en 1996, entró a saneamiento el 30 de julio de 1999. Logró captar 5 500 millones de sucres de unos 18 mil clientes.

La crisis de Bancomex, del grupo Cevallos, de Manabí, comenzó cuando los bancos extranjeros bloquearon sus cuentas porque sus calificaciones bajaron de E a D. En septiembre de 1998, Bancomex solicitó al Banco Central un crédito de liquidez y, el 30 de noviembre del mismo año, lo renovó por 103 000 millones de sucres. Como no pudo cancelarlo, el 29 de enero de 1999 pidió otra ampliación hasta el 15 abril, en que se sometió a reestructuración.

Solbanco.- Inversionistas Nacionales Consejeros Asociados Inca SA Intermediaria Financiera fue el nombre original de Solbanco, que comenzó a operar en el país en 1992. Sus primeras oficinas abrieron en Guayaquil, y en abril de 1994 cambió de nombre a Inversionistas Nacionales Consejeros Asociados Inca SA Compañía Financiera. El 29 de noviembre de 1995 volvió a cambiar de nombre a Banco Inca SA y el 9 de febrero de 1996 se fusionó con Albobanco SA hasta encontrar el nombre con el que pasó a manos del Estado el 30 de julio de 1999: Solbanco SA, que tuvo ocho oficinas a escala nacional.

El primer remezón en Solbanco sintió el 10 de abril de 1998 cuando la Junta bancaria dispuso la liquidación forzosa de sus negocios, propiedades y activos, pero el 4 de junio de 1998 la Junta Bancaria autorizó la reactivación de la entidad financiera por la propuesta de capitalización realizada por los depositantes, entre los que estaba la Policía, que pasó a ser propietaria del 4,56% de las acciones del banco. La reestructuración no se cumplió y la entidad pasó a manos del Estado en 1999. El presidente del directorio fue Iván Castro Patiño, esposo de la diputada de la Izquierda Democrática, Cecilia Calderón.

Fue a pique cuando el programa de vivienda "Un solo toque" se paralizó tras la caída de Abdalá Bucaram. En ese programa se invirtió 70 000 millones de sucres, un monto casi igual a su patrimonio. Además, su cartera tenía problemas y algunos créditos vinculados.

Andes.- El 15 de diciembre de 2006 quebró ese banco y fue intervenido por la Superintendencia después de atravesar un sinnúmero de problemas financieros. Fue la segunda quiebra puesto que una resolución del Tribunal de Garantías Constitucionales dejó sin efecto una anterior liquidación. El Almirante retirado Guillermo Dueñas realizó supuestamente una operación de compra de un bono global por USD 1 millón de dólares, que fue fantasma. El banco estuvo arrojando pérdidas hace mucho tiempo atrás. La Calificadora de Riesgo Ecuability, de propiedad de la Econ. Teresa Minuche de Mera, fue la única que no conoció de los problemas de esa institución. Por esta razón Ecuability tiene algunos bancos y muchas cooperativas a cargo de calificar riesgos.

Liquidación de la Banca en Saneamiento.- Hasta comienzos del 2008, 10 bancos están en poder de la AGD en proceso de saneamiento: Tungurahua, Azuay, Finagro, Bancomex, De Crédito, Solbanco, Unión, Popular, Préstamos y Progreso. El siguiente paso es liquidarlos, lo que aspiran hacerlo hasta diciembre.

Estas entidades deben al Banco Central USD17,7 millones; a la CFN USD320 millones y al Ministerio de Finanzas USD110 millones. La cartera vencida por cobrar es de USD1.500 millones y con los intereses y costas supera los USD3.000 millones.

Cuardo 3: Pérdidas de algunos bancos en saneamiento (en millones de dólares a octubre de 2007)

Azuay Finagro Tungurahua Bancomex De Crédito Solbanco Unión Progreso Préstamos
115 136 77 71 45 38 103 1742 580

Fuente: AGD

Elaoración: Autor

En el caso de los Andes, la AGD pagó a los depositantes USD3,6 millones y resta hacerlo en USD134 mil.

"Auditoría" de Bancos Price Waterhouse

COPARMEX (Confederación Patronal de la República Mexicana), ante la coyuntura de elecciones presidenciales en México el año 2006, realizó en septiembre una conferencia con varios ponentes como Hernando de Soto, Jorge Castañeda, y otros, para delinear la estrategia que debe tener México, en el nuevo gobierno de Felipe Calderón.

En tal virtud una comisión de expertos prepararon el documento: “CONDICIONES PARA LA PROSPERIDAD DE LOS MEXICANOS” y entregaron dicho documento al Presidente el día de su investidura.

En el Ecuador, a las pocas semanas de haber sido editado y publicado en la página web de COPARMEX, el Presidente de ANDE (Asociación Nacional de Empresarios), Dr. José Ricardo Aguirre Silva, delegado o representante de la Price Waterhuose Coopers al Directorio de Ande, plagió el documento de COPARMEX y lo publicó en un documento de ANDE en enero de 2007, “agradeciendo” a los miembros del Directorio por el apoyo recibido para la elaboración de ese documento. El documento lo títuló: “CONDICIONES PARA LA PROPERIDAD DE LOS ECUATORIANOS”. En este “arduo” trabajo realizado por el Presidente de un grupo de empresarios ecuatorianos, realizó los siguientes cambios:

  • “Condiciones para la prosperidad de los mexicanos” por: “Condiciones para la prosperidad de los ecuatorianos”;
  • “Ecuador” por “México”;
  • “ecuatorianos” por “mexicanos”; y,
  • El pie de firma. (cambia al “Presidente de la Coparmex” por la de “Presidente de Ande”).
  • La directiva de COPARMEX por el directorio de ANDE.

Conozcamos algunos nombres del Directorio de ANDE:

  • Pablo Pinto Chiriboga, reemplazó al Presidente de Ande, echó tierra a la denuncia sobre su antecesor, y no fue capaz de pedir disculpas públicas ni a la Coparmex, peor a la comunidad empresarial ecuatoriana, Director Ejecutivo de la Fundación Banco del Pichincha, que dirige Credifé (microfinanciera del banco del Pichincha), que reemplazó al quebrado y usurero banco Centro Mundo.
  • Juan Acosta Andrade, corredor de Bolsa de Valores y dueño de la casa de valores Combursátil.
  • Padre Pedro Niño, jesuita, profesor del Colegio San Gabriel y Principal de IRFEYAL.
  • Luis Sarsoza Salvador, gerente de Imatel, una empresa de productos eléctricos.
  • René Ortiz Durán, Presidente Ejecutivo de AIHE (asociación de industriales hidrocarburíferos del Ecuador), ex Secretario General de la OPEP, fue Ministro de Energía con Mahuad y defensor a ultranza de las empresas petroleras, que se llevaron el 80% de lo producido.
  • Ernesto Ribadeneira Troya, fue gerente de la empresa IQF, que producía brócoli
  • Lcdo. Federico Veintimilla, Propietario de una estación de gasolina.
  • Dr. Ramón Burneo, representante de ALER.
  • Econ. Alfredo Stornaiolo, profesional independiente
  • Dr. Carlos Páez, abogado independiente.
  • Ing. Marco Peñaherrera, funcionario del gobierno de la revolución ciudadana.

Price Waterhuose Coopers en el Ecuador, (con su matriz en Londres) audita varios bancos y realiza encuestas muy publicitadas en la revista Lideres del diario El Comercio, para determinar el mejor empresario del año. ¿Qué credibilidad puede tener?

La Superintendencia de Bancos ha encargado la Auditoría de varias instituciones del sistema financiero a Price Waterhuose Coopers.

En medio de tanta corrupción de la banca ecuatoriana, la Superintendencia de Bancos ¿puede encargar la auditoría de bancos a Price Waterhouse Coopers encabezada por José Aguirre? Ahora nos explicamos porque quiebran tantos bancos y desaparecen con el dinero de los clientes.

¿Qué dice o hace la actual Superintendente de Bancos del Gobierno de la Revolución Ciudadana? Nada.

Como citar este artículo: 

fundacion avanzar "Banqueros que estafaron a sus clientes" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/banqueros-estafaron-clientes (Consultado el 20 de Sep de 2019)