Día Nacional del Cooperativismo

Día Nacional del Cooperativismo

p. Roberto F. Bertossi

Argentina este año, el sábado siete de Julio celebra el día nacional del cooperativismo.
Las cooperativas son empresas de servicio cuyos miembros deben cultivar la solidaridad traduciendo sus frutos mejores en la satisfacción de las necesidades físicas básicas y los servicios esenciales, sin intermediarios ni fines de lucro.
La Alianza Cooperativa Internacional (ACI) fue fundada en Londres en 1895, y reúne organizaciones cooperativas de más de 100 países que suman en total 700 millones de miembros. Ya en 1923, recomendó conmemorar un Día Internacional de las Cooperativas, lo que ocurrió recién el 16 de diciembre de 1992, cuando la Asamblea General de la ONU, proclamó la necesidad de realizar un "Día Internacional de las Cooperativas" a partir de julio de 1995, en conmemoración del centenario de la creación de la ACI.

Así fue que se invitó a los gobiernos, organizaciones internacionales, organismos especializados y organizaciones cooperativas nacionales e internacionales a observar anualmente este Día, difundiendo así a las cooperativas como un factor indispensable del desarrollo económico y social.
En la Argentina no solo por medio de la Ley N° 24.333, se declaró el primer sábado de julio como Día Nacional del Cooperativismo sino que todas las Constituciones provinciales tienen una valoración expresa y explicita del cooperativismo y otro tanto ha manifestado la Organización Internacional del Trabajo, las Naciones Unidas como las Cartas Magnas de la mayoría de los países iberoamericanos.
Por su parte, una auténtica cooperativa debe servir a la sociedad y uno de sus objetivos ha de ser en la medida de lo posible, producir, incorporar, asimilar y reproducir saberes académicos, asimilar tecnologías y las nuevas prácticas cooperativas y mutuales, así como sus modernas tendencias y desafíos, auscultando sobre la carne viva de la realidad, los problemas socioeconómicos que aparecen constantemente, intentando hermanar rigor y prontitud en el diagnóstico de las cambiantes situaciones; vivificando en definitiva a la cultura cooperativa a través de un contacto permanente con las cuestiones más candentes y las inquietudes de mayor actualidad (educación, salud, trabajo, producción, valor agregado, vivienda, consumo, servicios públicos –agua potable, energía, gas, transporte, comunicaciones-, medio ambiente, etc.) en el campo y en la ciudad, sin intermediarios ni fines de lucro, con transparencia y precios justos.
En el mundo de hoy se da el fenómeno de la globalización como un entramado de relaciones a nivel planetario y aunque en ciertos aspectos es un logro, sin embargo comporta también el riesgo de los grandes monopolios y de convertir el lucro en valor supremo.
Tanto el capitalismo como el marxismo prometieron encontrar el camino para la creación d estructuras justas y estas promesas ideológicas se han demostrado falsas con tristes herencias de destrucciones económicas, ecológicas, desigualdad y degradación de la dignidad personal y comunitaria reflejada en una convivencia amenazada por el consumismo, la violencia e inseguridad entre otros flagelos.
La cooperación para el bien común y el interés general -sin fines de lucro- hace a una estructura justa en la cual, el esfuerzo propio, la ayuda mutua, la reciprocidad de perspectivas y una educación cooperativa productiva adecuada, objetiva y neutral, deben acompañar y completar permanentemente un cooperativismo genuino, ya que la constante evolución de la historia implica su renovación y actualización continua pero sin prescindir nunca ni dejar de estar animadas por un ethos humano.
De tal manera queda claro que muchas expresiones económicas ha tenido y tendrá la humanidad para andar su camino más, el cooperativismo es una de ellas aún incomparable e insuperable en términos de ética, equidad y concreto desarrollo humano con comprobada capacidad de respuesta a múltiples y diversas necesidades, anhelos e intereses en todos los sectores, en todos los lugares de nuestras geografías.
Secularmente con luces y sombras y no obstante algunos contratiempos y adversidades, el sistema cooperativo evidenció con verdadera supremacía socioeconómica, tesón y tenacidad, un andar con nuevos bríos en la búsqueda de nuevos horizontes propios, manifestó múltiples deseos de seguir creciendo con nuevos bienes y servicios de calidad y a un precio justo, de seguir siendo coherentes, de abrir nuevos espacios solidarios ante un mundo globalizado y la realidad local, nacional e internacional; de buscar nuevos intersticios en esta pétrea realidad para lograr siempre más bienestar, menor desigualdad y mas desarrollo humano en la perspectiva de una sociedad mejor para todos los todos del todo social, para cada uno y para cada cual.

Como citar este artículo: 

Bertossi "Día Nacional del Cooperativismo" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/bertossi/dia-nacional-del-cooperativismo (Consultado el 08 de Dic de 2019)



Temas de Economía: 

No te pierdas esto: