El tipo de cambio argentino como via de no crecimiento

Hoy dia la economia argentina atraviesa un periodo de apogeo debido en gran parte a la excelente situación externa, siendo ésta favorable para las economías emergentes u otrora denominadas economias de paises perifericos o productores de materias primas. Pero este crecimiento tiene sus efectos colaterales que no son apreciables a corto plazo, y de los cuales nos ocuparemos ahora.

El hecho de mantener un dólar alto es un síntoma de debilidad de un sistema que no encuentra una identidad definida. Y no es que alguna vez la tuvo, pero si que trato de tenerla. El gobierno de turno trata de mantener un dólar alto para fomentar un crecimiento del producto via saldo en balanza comercial favorable. Esta situación se resume en un aumento de las exportaciones, favorecidas por un tipo de cambio alto, y una disminución de las importaciones, lo que origina una gran cantidad de dinero generada por retenciones o impuestos que pagan los productos exportados. Esta situación no deja de ser coyuntural ya que es determinada por altisimos precios internacionales de materias primas o commodities de origen tanto industrial como agropecuario y que encuentran asidero en la economia domestica. Si bien esta circunstancia le produce al Estado argentino cuantiosos ingresos a corto plazo, tiene varios defectos a mediano y largo plazo que conviene detallar. En primer lugar, todavía la economia argentina no se acomodó a los niveles mundiales de inflación, ya que el tipo de cambio real hoy roza $ 1.70 por dólar, y no los $ 3.08 que el gobierno declara nominalmente. Este hecho significa una perdida de credibilidad en el publico ya que se está sacrificando inflación por favorecer a la clase agroexportadora, es decir, se alimentan las exportaciones de materias primas de origen agropecuario con un dólar alto en detrimento de los consumidores que padecen los embates de un dólar elevado, situación que origina día a día alza de precios en productos de la canasta basica. Este hecho no sólo es un motor generador de incertidumbre sino tambien provoca diversos tipos de distorsiones dentro de los diversos mercados, como ser una cantidad considerable de efectos no deseados o “burbujas”. Las cuantiosas expectativas que generan estas “burbujas” (en la actualidad en Argentina fundamentalmente de tipo inmobiliario) en algun momento estallan, como paso con las punto com en EEUU durante fines de 1999 y en España actualmente. Exceso de oferta con rigidez de demanda genera sobreproduccion, hecho que deriva en recesion y desempleo. Al acomodarse a los niveles internacionales, la inflación vernácula sera mucho mayor a la actual ya que arrastraría el alza de precios actual. ¿Cómo evitar esto?

Como citar este artículo: 

Matias Castro "El tipo de cambio argentino como via de no crecimiento" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/el-tipo-de-cambio-argentino-como-via-de-no-crecimi (Consultado el 18 de Dic de 2018)



Secciones: 

No te pierdas esto: