Biocombustibles

Los biocombustibles son materias con capacidad de combustion, que tienen origen biológico.

La combustión es una reacción química que produce calor, transformación de elementos sólidos en gaseosos y otros fenómenos químicos. Los elementos con capacidad de combustión pueden ser utilizados para transformar la energía química que contienen, en energía motriz, calórica, eléctrica, etc. Por ejemplo, un automovil transforma la energía química de los hidrocarburos en energía motriz, un calefactor que funciona con gas natural transforma la energía química del gas natural en energía calórica y una central eléctrica térmica que utiliza fueloil transforma la energía química del fueloil en energía eléctrica.

Los biocombustibles se obtienen de biomasa, es decir, organismos recientemente vivos o sus desechos. Como plantas, madera, estiércol, semillas, aceite vegetal, etc.

​​

Si bien los combustibles fósiles como la nafta o gasolina tienen origen vegetal, su energía proviene de fotosíntes realizada hace millones de años, que con el tiempo se fue concentrando. No se trata de un recurso renovable. La energía contenida en los biocombustibles proviene de fotosíntesis reciente.

La fotosíntesis es la conversión de materia inorgánica en materia orgánica, mediante la utilización de la energía que aporta la luz. Las plantas y árboles utilizan la luz solar para realizar la fotosíntesis.

Los biocombustibles pueden ser considerados recursos renovables, siempre que su tasa de utilización no sea superior a su tasa de regeneración, no se contaminen ni agoten los suelos y el ciclo de cosecha y cultivo se pueda repetir indefinidamente.

Algunos biocombustibles son:

- Biomasa tradicional: leña para calefacción o para alimentar hornos.

- Biocombustibles líquidos: etanol y biodiesel.

El etanol es un biocombustible a base de alcohol. Teóricamente, casi cualquier elemento vegetal podría ser transformado en alcohol, pero ciertas plantas producen azucar, de la cual se puede extraer muy fácilmente el alcohol. Estas plantas son la caña azucarera, la remolacha y el maiz. El etanol puede ser utilizado en motores que utilizan nafta.

El biodiesel es obtenido a partir de aceites o grasas. La soja y el girasol producen eficientemente aceites que pueden ser utilizados como biocombustibles. El biodiesel, con ciertas modificaciones, puede ser utilizado en motores que funionan con gasoil.

Ciertos países, preocupados por su soberanía energética, mas que por motivos ecológicos o sociales, promueven el desarrollo de los biocombustibles para disminuir su dependencia externa en materia energética.

Sin embargo, la demanda de biocombustibles tiene efectos en otros mercados, principalmente en el mercado de alimentos, además de consecuencias ecológicas.

El desplazamiento de cultivos para producir alimentos por cultivos para producir biocombustibles puede traer aparejado el aumento del precio de algunos alimentos. La expansión de la frontera agropecuaria, puede tener graves consecuencias ecológicas, que son la desaparición de grandes extensiones de bosques y la destrucción de ecosistemas.

Como citar este artículo: 

zonaeconomica.com "Biocombustibles" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/biocombustubles (Consultado el 20 de Sep de 2019)



No te pierdas esto: