Introducción: Contribuciones de Sraffa

Sraffa fue uno de los economistas más notables y singulares de siglo XX. Italiano, de tendencia ideológica declaradamente marxista, ejecutó su actividad como académico profesional en la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, invitado especialmente por Jonh Maynard Keynes. Escritor poco prolífico, con una personalidad parsimoniosa, caracterizada por su marcada timidez y una gran dedicación a sus labores, desarrolló sus investigaciones y trabajos con una entrega ejemplar. Pocos historiadores de teoría económica dudarían en catalogar a Piero Sraffa como uno de los más grandes pensadores económicos del último siglo.

En el presente trabajo, se pretende introducir sus principales aportes a la ciencia económica. Para ello se agrupa a las mismas en dos grandes ramas: por un lado, lo que hace a sus objeciones a la teoría microeconómica neoclásica sobre el comportamiento de la firma en una situación competitiva; y por otro, lo que probablemente constituye su contribución más radical, el modelo económico expuesto en lo que para muchos es su opus magnum, “Producción de Mercancías por Medio de Mercancías”.

Respecto de la primera de las contribuciones mencionadas, sus sugerencias y observaciones se materializaron en modelos desarrollados siguiendo la misma línea de las construcciones neoclásicas de competencia perfecta y monopolio. Así, el despliegue de las nuevas teorías de la competencia imperfecta no escapó a la lógica de los modelos forjados en la tradición marshalliana. No constituye el objetivo de este estudio realizar grandes consideraciones respecto a este punto, sino más bien explorar con mesurada profundidad su modelo económico, lo que a mi juicio es la principal atracción de la obra de Sraffa.

​​

El desarrollo del modelo sraffiano referido en el párrafo previo se estructura aquí a partir del análisis que del mismo realiza Alfredo Monza en su libro “Sraffa y sus Usos” (1985). El mayor esfuerzo de este trabajo se concentra en pretender organizar de manera precisa y lo más intuitivamente posible la compleja estructura lógica del modelo de Sraffa. Complejidad que radica, no tanto en lo que hace a la formalización matemática de su modelo, sino más bien en la aprehensión de la conceptualización y del planteo teórico de fondo que domina a dicho modelo. Cae el lector, aquél formado en la tradición neoclásica, en un profundo ahogo por la intrincada lucha que implica “el forcejeo para huir de la tiranía de las formas de expresión y de pensamiento habituales” (Keynes, 1936)

[1]

.

El trabajo se estructura de la siguiente manera: en la segunda sección se realiza un breve repaso de su vida y de sus obras. En la tercera se plantean las críticas de Sraffa a la teoría de la competencia y se presentan resumidamente los rumbos que le dieron a dicha crítica Joan Robinson y Edward Chamberlin. En la sección IV se introduce el modelo planteado por Sraffa en su libro “Producción de Mercancías por Medio de Mercancías” y se repasan las principales consideraciones en torno a la teoría del valor y la distribución y la controversia sobre la teoría del capital. Finalmente se cierra el trabajo con una serie de premisas y conclusiones que resumen lo más importante de los temas tratados.



[1]

Prefacio de J. M. Keynes a su obra “Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero”. Si bien puede resultar inapropiado citar las palabras que Keynes utilizó para caracterizar a su obra, considero que ellas describen acertadamente la sensación de contrariedad con la que me enfrenté al leer gran parte de los análisis de Sraffa, aun cuando su obra se asienta sobre supuestos y estructuras similares a la de los modelos neoclásicos.

Como citar este artículo: 

Anónimo "Introducción: Contribuciones de Sraffa" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/pierosraffa/pierosraffa (Consultado el 24 de Jun de 2019)



No te pierdas esto: