Libertinaje de un “Periodista”

Luego del nefasto gobierno de Febres Cordero 84-88 ganó al fin Rodrigo Borja 88-92 y consideramos que algún cambio positivo tendríamos con el nuevo gobierno.

En el año 86 había escrito mi primera investigación titulada:“IESS Institución Social o Botín Político” para oponerme al intento social cristiano de apropiarse de todos los terrenos del Seguro Social, para iniciar su plan “techo”, parte del demagógico proyecto de “pan, techo y empleo”.

Critiqué de igual manera el plan de “regionalización”, que no fue otra cosa que el deseo de privatizarlo a través de crear“gerencias regionales”, que no disponía de ningún estudio. Esta denuncia me “costo” el puesto que ocupaba en el IESS de Esmeraldas.

​​

Con el apoyo de editorial “El Conejo” publiqué luego mi segundo título: “La Crisis del IESS”. En él denuncié la serie de negociados y corruptelas de los social cristianos, al mismo tiempo que levanté una organización de jubilados. Al año 89 y con un nuevo gobierno aspiramos cambios fundamentales, en lo que tiene que ver con la corrupción básicamente. La situación no cambió, excepto el alquiler de algunos espacios informativos incluido sus “periodistas”, para impulsar una campaña costosa y mentirosa de publicidad sobre las supuestas mejoras del IESS. (mas o menos como el que hace en la actualidad banco Pichincha en la mayoría de informativos hablados, especialmente en radiodifusoras como Centro, Democracia y televisados)

Diego Oquendo, (cuando tenía un gran poder en su lengua) fue criticado públicamente por vender sus informativos al Director del IESS, a quien a cambio del pautaje abundante le entrevistaba dos veces a la semana (igual que lo hacen muchos “periodistas” con los banqueros). En una protesta de jubilados, frente al edificio principal del IESS en Quito, fue entregada una hoja volante, señalando esta corrupción. Inmediatamente fui agredido por este descalificado, con la colaboración de quien fue declarado “tonto e incompetente” por los trabajadores, en una de las tantas huelgas en ese período y que fungió de Director del IESS, Marco Morales.

Después de tres días de insultos en mi contra, proferidos por Oquendo, concurrí a radio Visión a enfrentar sus acusaciones y sostener mis críticas. Tres hermanos me acompañaron (2 mujeres y un hombre). Autorizó al guardia el ingreso de todos a las 06:55 para entrevistarme. Inició su informativo desde su cabina insultándome y luego de 20 minutos el guardia me informó que no era posible la entrevista, que la posterga para otro día.

Este miserable y cobarde había asegurado muy bien la puerta de la cabina y no pude ingresar para darle una lección como hombre. Entonces a voz en cuello le dije unas cuantas verdades. Nunca lo insulté. Le dije lo que era.

Inmediatamente me inició un juicio penal por injurias. Alegué legítima defensa. Se negó a presentar la grabación de ese día y el juez de primera instancia me sentenció a 2 años de prisión. Apelé a segunda instancia y cuando hablé con uno de los Ministros de la Corte Superior, manifestó su complacencia por haber actuado de esa manera y me felicitó, pero debía comprender que si no imponían una pena, “el boca de placera” los llenaría de improperios al siguiente día. Con las disculpas y el perdón de todos los Ministros, me impondrían una sanción simbólica de 8 días de prisión.

La mentira, el chantaje, el libertinaje, la agresión camuflada en “noticias”, son utilizados en muchos medios. Son las armas de los llamados “periodistas” y que ahora los vemos con mucha mayor claridad.

El cretinismo avanzado que viven muchos de ellos no les permite entender que la gente no es tonta, que a muy pocos convencen con sus mentiras. Que su actitud perversa ayudó al triunfo de Correa para la Asamblea Constituyente. Que sí les escuchamos pero no les creemos. Que no podrán dar otro golpe de Estado.

Como citar este artículo: 

fundacion avanzar "Libertinaje de un “Periodista”" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/node/1334 (Consultado el 14 de Oct de 2019)



No te pierdas esto: