Comentarios acerca de la inequidad de la distribución natural

Buchanan plantea que una vez alcanzada la ‘distribución natural’, todos los agentes se benefician de la reducción de gastos en AD y efectivamente, el contrato constitucional se firmará sin importar lo asimétrica que sea dicha distribución. Formalmente se puede visualizar dicha situación en la siguiente matriz.

 

 

 

Agente B

1-Respeta el contrato

2-No respeta el contrato

Agente A

1-Respeta el contrato

19 , 7

3 , 11

2-No respeta el contrato

22 , 1

9 , 2

Aquí cada agente tiene incentivos para firmar el contrato (la problemática del cumplimiento posterior no interesa en ésta parte del análisis), independientemente de cual sea la distribución de los bienes. Todos ganan ahorrando gastos en AD. La situación en la que no se firma el contrato está representada por los valores de la celda (2-2), mientras que la firma del contrato implica un salto (flecha roja) a la celda (1-1). La problemática del cumplimiento se ve representada por los incentivos a romper el contrato (flechas negras), en las celdas (1-2) y (2-1), que como ya fue analizado, puede solucionarse de diversos modos dependiendo del contexto del juego (repetido o único, número de jugadores, calidad de la información).

El análisis de Buchanan puede ser complementado con la incorporación de sentimientos de equidad en el juego planteado. Siguiendo el trabajo de Rabin

se observan tres hechos estilizados:

A.

La gente está dispuesta a sacrificar su propio bienestar material para ayudar a quienes son amables con uno.

B.

La gente está dispuesta a sacrificar su propio bienestar material para castigar a quienes no son amables con uno.

C.

Las motivaciones (A) y (B) tienen un mayor efecto en el comportamiento cuando menor es el costo material de los sacrificios.

En este caso interesa en particular el hecho estilizado (B). Si la oferta contractual acorde a la ‘distribución natural’ es muy inequitativa puede resultar que uno de los individuos se comporte según (B), decidiendo no firmar el contrato y continuar en la lucha anárquica-hobbesiana. Se han realizado exploraciones en este sentido, con el “juego del ultimátum”. Dicho juego consiste de dos personas: uno de los jugadores (digamos, el jugador 1) ofrecer dividir cierta cantidad de dinero en dos pedazos, y el otro (el 2) lo único que puede hacer es tomar la porción que el otro le asigna, o rechazarla. Si la rechaza, ambos jugadores se quedan sin nada. Del planteo de Buchanan surge que el jugador 2 aceptara cualquier oferta de un número infinitesimalmente mayor a cero. La evidencia muestra que incluso en juegos no repetidos, ofertas percibidas como injustas son rechazadas, siguiendo lo pautado en el hecho (B).

El modelo planteado por Rabin centra su atención en las expectativas de los agentes, haciendo que sus acciones no dependan solo de las acciones del otro jugador, sino también en sus creencias acerca de las motivaciones del jugador.

Resulta relevante el modelo de Rabin ya que proporciona otros equilibrios a los planteados por Buchanan al introducir la equidad en las decisiones de los individuos. La independencia de la ‘distribución natural’ respecto de la equidad queda así anulada, y su importancia sujeta al hecho estilizado (C).

Como citar este artículo: 

zonaeconomica.com "Comentarios acerca de la inequidad de la distribución natural" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/eleccionsocial/inequidaddistribucionnatural (Consultado el 15 de Ene de 2019)