Introducción - Iglesia y Desarrollo

En los años sesenta se instaló en América Latina el problema de explicar las dificultades que encontraban algunos países para el despegue y el desarrollo económico, es en este ámbito donde los obispos latinoamericanos expresaron su preocupación por el problema económico-social de los países atrasados y, en comunión con el Magisterio Universal, se pronunciaron a favor de la noción de que el desarrollo copiado subdesarrolla, o si se prefiere, desarrolla a una minoría y simultáneamente subdesarrolla a las grandes multitudes pobres y marginales; sumado a eso el hecho de que las economías pequeñas no resuelven sus problemas y al mismo tiempo se acumulan los de los países que sirvieron de modelo, acusando, además, la “falacia” del intercambio comercial entre países ricos y pobres, y el consecuente beneficio para ambos.
Al respecto, cabe analizar algunas cuestiones:

  • Para la Iglesia sólo se consigue la solución del problema social mediante una política de desarrollo, pero ¿qué implica un verdadero desarrollo?
  • Si lo sistemas utilizados hasta el momento han fallado en la consecución del desarrollo ¿cuáles son las causas del fracaso en los países de la región y cuál es el sistema que la Iglesia propone? Y más aún; ¿existe la posibilidad de elaborar un modelo acorde al pensamiento social cristiano?
  • Por último, ¿en qué dirección se debe dirigir la elaboración de alternativas?
    El presente trabajo se circunscribe en la Doctrina Social de la Iglesia (DSI), por lo que será importante aclarar su concepto y la idea de desarrollo que concibe la misma, su crítica a los sistemas capitalista y marxista; procurando dar una aproximación, respecto de los puntos presentados, a la reflexión que tanto la Iglesia

    Latinoamericana, a través de los documentos realizados en sus encuentros generales, como el Magisterio Universal, con las encíclicas papales y cartas pastorales que sucedieron a la “Rerum Novarum” en el planteo de los problemas económico-sociales, transmiten en una clara adhesión a la idea de dependencia económica, tecnológica y cultural que sufren los países que imitan las técnicas y modelos de las naciones industrializadas, identificando ciertas pautas para lograr un verdadero desarrollo.

Como citar este artículo: 

Diaz Almada "Introducción - Iglesia y Desarrollo" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/node/529 (Consultado el 25 de Ago de 2019)



No te pierdas esto: