Pobreza en América Latina

Pobreza en América Latina

HACIA UNA ECONOMIA CON ROSTRO HUMANO
POR JKT

La economía debería estar al servicio de todos, pero no es así, Yo particularmente, no estoy de acuerdo con el populismo, ya que las medidas populistas son como la madre que le coloca un paño caliente a su bebe, creyendo que le sana la fiebre, así funciona este ejemplo tan simple con las medidas populistas, no salimos de la pobreza, con parafrasear palabras bonitas, no con discursos veloz de seis o nueve horas, la única salida que le concibo a salir adelante es a través d e la capacitación, competencias, destrezas, y recuperar lo que hemos perdido, confianza, y auto estima, pienso que estos son elementos que brillan por su ausencia, rescatemos al hombre, pero rescatemos al ser humano, creo que todos tenemos algo que decir, y algo que aportar, hace falta una economía con rostro humano, y a mi manera de ver, el país que queramos construir es posible, si entre todos los construimos saben como, siendo TRANSPARENTES, que nuestras familias se edifiquen pero mas importante es ser transparente, en la administración pública, en el gobierno, en las Universidades, en las empresas, fabricas, e industrias.

Yo opino como el DR. BERNARDO KLISKBERG ¿Qué significa tener una economía de rostro humano?
Hay una gran pregunta en América Latina que es tan rica en recursos naturales y tiene tanta pobreza. Uno de cada dos latinoamericanos son pobres, esto está por debajo de la línea de la pobreza.

​​

Actualmente esta situación está peor que en los años 1980. No se avanza, sino que se retrocede y ha aumentado la pobreza extrema, los que no pueden alimentarse. Brasil, con 170 millones de habitantes, 45 millones pasan hambre. Argentina, que es el quinto país productor de alimentos del planeta, tiene el 20% de los niños desnutridos.

¿Qué cara tiene la pobreza?

La primera cara de la pobreza son los chicos. El 60% de los chicos de América Latina son pobres hoy, más que el promedio de pobreza que toda la población. Están los chicos que viven en las calles, los chicos que trabajan, 22 millones de menos de 14 años, están los desnutridos...

Una segunda cara de la pobreza está en los jóvenes desocupados. La tasa de desocupación juvenil es superior al 25% en América Latina, es el doble que las tasas de desocupación promedio. Los jóvenes tienen menos oportunidades que las generaciones anteriores. También las tasas de repetición y deserción de la escuela son muy altas en este continente consecuencia de la pobreza. Los chicos no pueden terminar la primaria porque tienen que trabajar, porque están desnutridos...

Y la familia, ¿qué papel juega?

Precisamente, la tercera víctima de la pobreza es la familia. De eso se habla muy poco. Nuestras estadísticas indican que el 30% de todas las familias actualmente sólo quedó la madre al frente. O sea, la pobreza pesa tanto, que el cónyuge masculino deserta.

Entonces, América Latina está generando mucho sufrimiento. Hay muchos jóvenes que quieren formar familia y no la constituyen, eso se llama la tasa de renuencia a formar familia porque no ven la posibilidad de garantizar un ingreso mínimo estable.

Hay muchas familias que son destruidas por la pobreza y otras que no llegan a formarse por ella.
La pregunta es ¿por qué pasan estas cosa en un continente tan rico?

Los estudios actuales indican, por lo menos, tres causas centrales.

La primera es la desigualdad. Se dice que hay pobreza y hay desigualdad, pero la verdad es que hay pobreza porque hay desigualdad. En América las distancias son muy grandes. El 10% más rico de la población tiene 84 veces lo que el 10% más pobre. El más pobre tiene menos de 1% de ingresos al nacer. Esta distribución, por un lado es antiética. Está muy mal que la mayoría de la población no tenga oportunidades, pero además, hoy sabemos, desde el punto de vista económico, que esto es antiprogreso.

Los países que mejor progreso han hecho de forma sostenida a lo largo de los últimos 50 años son los países con mejor equidad, como Noruega, Suecia, Holanda... tienen una gigantesca clase media que consume mucho y mueve el mercado.

En otros países tan polarizados, la desigualdad hace que los mercados de consumidores sean muy pequeños y las empresas no pueden producir con mucha eficiencia y esto hace que se forme poco ahorro nacional. En nuestros países no hay capacidad de ahorro. Hay muchos pobres que apenas sobreviven. Entonces, la desigualdad es nefasta para el crecimiento económico. Hoy se piensa que es la gran traba de América Latina. Además, la desigualdad hace que aunque haya progreso, nada llegue a los pobres. Hoy sabemos que el crecimiento solo no basta si no hay una política social agresiva que abra posibilidades para todos (salud, alimentación, trabajo...).

Entonces como frenar estos problemas Económicos que obedecen a cambios estructurales, y a desigualdades sociales, pienso que todo lo superaría el que los gobiernos le den a los jóvenes oportunidades d e estudiar, d e trabajar, y de salir adelante, y a los mas maduros la oportunidad de que queremos seguir siendo útiles queremos trabajar todavía estamos capacitados para dar lo mejor por nuestros países, déjenos trabajar, no porque tengamos cuarenta, o cincuenta años, no significa que no podamos dar a un de nosotros mismo, mejor que otros, no yo diría mejor que muchos, para otros muchos, demos esperanza, fe, y confianza, capacitemos a los mas jóvenes, pero no solo desde un aula de clases, que e s importante, sino a través de la convivencia d e empresas. – familias, trabajo y Estado, Pienso que demos dar excelencia producir excelencia, e integrar a todos por un objetivo que no es un partido, o el rostro de alguien lindo o feo, es el rostro de la economía con rostro humano. Salud mister kliskberg.
Concluyo diciendo que si no edificamos a las familias, las escuelas, liceos y universidades no estamos haciendo nada. En vano es dar clase ser todo un intelectual, si no formamos a los jóvenes con principios éticos, morales, y principio del temor a Dios.

Debemos construir todos un gran País, con empeño y tesón, no se trata de creerse mejor o pero que nadie, como en muchas Escuela de Economía, los jóvenes se la pasan comparando quien es mejor, para mi el mejor es el que forma conciencia, el que forma ciudadanía, y el que deja que los jóvenes investiguen, ya que en la Educación es un Learning By Doing, aprender haciendo”, y no darle lo hecho a los alumnos.

El vértice central de la propuesta de desarrollo Klisberg enfatiza los efectos positivos de implementar un enfoque humano en la economía, a nivel personal y familiar, y en términos económicos, sobre la productividad y la competitividad. Visto desde esta perspectiva, la inequidad, la pobreza y la exclusión, señala están directamente relacionadas con perdida de libertad, y por lo tanto estos problemas tienen una gran importancia fundamental desde la perspectiva ética. Para que los seres humanos puedan ejercer una libertad real y realizarse, requieren del acceso a la salud, la educación, la participación y las oportunidades. Bajo la presente situación, bajo la gravedad de estas circunstancias, se argumenta el autor Bernardo Klisberg es necesario tomar una conciencia critica y actitudes éticas autenticas. La ética es el único mecanismo que puede dar dirección a un proceso de desarrollo que ha perdido su rostro humano. En definitiva, los mejores países del mundo son aquellos en donde los hombres son libres y la justicia sale para todos, debemos ver la igualdad, ya que las desigualdades en los ingreso, en todas las esferas no son iguales, un político gana 10 millones de bolívares mensuales, pero un profesor, un maestro no gana suficiente para mantener su familia estas grandes desigualdades provocan que todo sea pésimo. No podemos dar calidad sino recibimos, buenos ingresos, y también el respeto que se ha perdido en el tiempo. Esto es un mensaje a la conciencia.

ECON. JOSEFINA KOCH TOVAR
[email protected] para cualquier sugerencia.

Como citar este artículo: 

josefinakoch "Pobreza en América Latina" [en linea]
Dirección URL: https://www.zonaeconomica.com/josefinakoch/pobreza (Consultado el 19 de Sep de 2019)