Tratado de Libre Comercio - TLC

“Aprovechar las oportunidades al máximo”

El TLC parece ser una puerta al progreso económico peruano, sin embargo existen dudas respecto a eso.

Se discuten las ventajas y desventajas que ocasiona como si eso fuera tan importante ahora que nos encontramos en una bomba de tiempo, seguir así significaría seguir en el atraso.

El Perú es un país con una maravillosa biodiversidad tanto cultural como natural, por esta razón el país sí tiene que exportar y cómo sacar provecho al contrato del TLC con los Estados Unidos; lo único que le haría falta es la capacidad productiva y la motivación suficiente para llegar a ser una buena competencia en el exterior. De lo contrario de nada sirve que los países ricos nos otorguen acceso preferencial a los mercados más grandes si es que no exportamos en condiciones competitivas.

“En el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo creemos que el Perú está capacitado para sacar provecho de esta negociación, y vamos a utilizar todos los mecanismos disponibles dentro y fuera del marco de ella para mitigar posibles efectos negativos y maximizar los efectos positivos, los que, a todas luces, son la mayoría.” (1)

Un tratado de libre comercio es un acuerdo comercial vinculante que suscriben dos o más países para acordar la concesión de preferencias arancelarias mutuas y la reducción de barreras no arancelarias al comercio de bienes y servicios. A fin de profundizar la integración económica de los países firmantes, un TLC incorpora además de los temas de acceso a nuevos mercados, otros aspectos normativos relacionados al comercio, tales como propiedad intelectual, inversiones, políticas de competencia, servicios financieros, telecomunicaciones, comercio electrónico, asuntos laborales, disposiciones medioambientales y mecanismos de defensa comercial y de solución de controversias. Los TLC tienen un plazo indefinido, es decir, permanecen vigentes a lo largo del tiempo por lo que tienen carácter de perpetuidad.

Se ha venido negociando el TLC con los Estados Unidos desde mayo del 2004. Fue suscrito el día 8 de diciembre del 2005 en Washington D.C., EE.UU. El 29 de junio de 2006 fue ratificado por el Perú, pero aún no ha sido ratificado por el congreso de los Estados Unidos de América. Esto refleja que la ayuda del presidente de los Estados Unidos es limitada, ya que está más al pendiente de la seguridad nacional porque teme un nuevo ataque terrorista; pero por otro lado el gobierno de Bush está cerrado a considerar cualquier plan que signifique un mayor compromiso económico de EE.UU. con el crecimiento de América Latina, para Bush la única solución es el libre comercio, no considera un esquema de integración más profundo. (2)

Este TLC reemplaza a la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de Drogas (ATPDEA), la cual fue dada en el mes de octubre de 2002, y tiene una vigencia hasta diciembre de 2006. Es por esto que el estado peruano se vio en la necesidad de llegar a la firma de un Tratado Comercial lo antes posible dado los beneficios exportadores que la Ley antes mencionada ha traído al país.

Más allá de las circunstancias que envuelven al TLC, es más importante resaltar su importancia: Debido a que el Perú cuenta con un mercado interno reducido y con bajo poder adquisitivo, sólo podrá incrementar su producción, crear más empresas y generar más empleos mejor remunerados para su población si sus productos ingresan a mercados más grandes que el suyo y con mayor poder adquisitivo. El caso de Estados Unidos es significativo, pues no sólo es la economía más grande del planeta (representa el 30% del PBI mundial) sino también la que más productos le compra al mundo (17% de las importaciones mundiales). En ese sentido, el TLC es importante para el Perú porque ofrece la oportunidad de ampliar el acceso de sus productos a un mercado con un poder de compra 198 veces mayor que el peruano (mientras Estados Unidos cuenta con 291 millones de habitantes con un ingreso promedio de 37 mil dólares anuales, el Perú sólo tiene 27 millones de habitantes que perciben 2 mil 247 dólares anuales). Con sólo penetrar 0,1% más del mercado de Estados Unidos, el Perú incrementaría sus exportaciones en 60% y su PBI en 3%.

El porqué de la negociación con EE.UU. es debido a que es nuestro principal socio comercial, el mercado que más compra en el mundo y además, los países que compiten entre ellos, es decir, que producen bienes similares, no se complementan, mientras que con países que producen bienes que mayormente adquirimos y no producimos si nos complementamos perfectamente. En el caso de Estados Unidos, las importaciones peruanas son marcadamente complementarias y casi no compiten con la producción nacional. Hoy, el 88% de las importaciones procedentes de Estados Unidos corresponden a bienes de capital y bienes intermedios. Es decir, a insumos que el Perú no produce y que más bien son necesarios para producir bienes finales, o a maquinarias, equipos y tecnología que tampoco se producen internamente. En este contexto, la desgravación de estos productos favorecerá la competitividad de las empresas peruanas, pues se importarán a menor precio más insumos especializados y bienes de capital que nuestras empresas necesitan para darle mayor valor agregado a sus productos y de esa manera generar mayor productividad y empleo.

Venta y compra a Estados Unidos - TLC - Perú

La expansión exportadora no sólo debe ser valorada en términos de cantidad, sino también de calidad. Gran parte del crecimiento exportador hacia Estados Unidos se sustenta en la elevada demanda del mercado estadounidense por productos manufacturados y agroindustriales, que son los que más empleos generan. En efecto, Estados Unidos constituye, de lejos, el principal mercado de destino de las exportaciones de productos manufacturados peruanos (absorbe el 41% del valor manufacturero exportado al mundo), que son los que más mano de obra requieren.
Sólo en el año 2004, las exportaciones de bienes manufacturados hacia Estados Unidos crecieron 37%, lo que forma parte de la consolidación de un sector exportador que depende menos del precio internacional de las materias primas.

Complemento de las economías del Perú y Estados Unidos - TLC

Una de las razones que hace que el Perú afronte este proceso de negociación para integrarse al gran mercado de Estados Unidos es la complementariedad existente entre las economías de ambos países: a Estados Unidos le exportamos más manufacturas que a otros países y le compramos mayoritariamente bienes de capital e insumos que nuestras empresas necesitan para crecer y poder producir bienes con mayor valor agregado. El terreno para crecer en la exportación de bienes con valor agregado es enorme, pues el 84% de todo lo que Estados Unidos compra al mundo son productos manufacturados y el Perú al tener un TLC con dicho país puede sacar provecho de tal oportunidad.

¿Por qué Estados Unidos busca un TLC con un mercado pequeño como el peruano?

En efecto, el Perú representa tan sólo 0,23% del comercio internacional (exportaciones más importaciones) de Estados Unidos. Por lo tanto, los intereses de Estados Unidos en el Perú, y en general en la región andina, abarcan otras dimensiones además de las estrictamente comerciales, entre las que destacan el fortalecimiento de la democracia en países en desarrollo, la lucha contra el terrorismo y la erradicación de la droga. Adicionalmente, Estados Unidos busca impulsar negociaciones en América Latina y en el mundo para ejercer presión sobre los países o bloques de países más proteccionistas y avanzar hacia la conclusión del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y la Ronda de Doha en la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Finalmente, Estados Unidos está también interesado, al igual que el Perú, en asegurar el cumplimiento de los derechos de propiedad intelectual, mejorar las condiciones para sus inversionistas en el país con el que negocia, lograr que sus empresas accedan a licitaciones estatales en igualdad de condiciones que las empresas nacionales, y proteger estándares medioambientales y normas laborales en los procesos productivos.

Objetivos de un TLC con Estados Unidos para el Perú

En líneas generales, con el TLC el Perú busca ampliar y hacer permanente el acceso preferencial (libre de aranceles) de las exportaciones peruanas a Estados Unidos, así como eliminar las barreras no arancelarias que enfrentan para garantizar su acceso real a dicho mercado. Debido a ello, el TLC constituye una importante oportunidad para que el Perú expanda sustancialmente su comercio exterior con el fin de contribuir a mejorar la calidad de vida de los peruanos, a través de la creación de más y mejores puestos de trabajo y del acceso del consumidor nacional a una mayor variedad de productos de menor precio y mayor calidad. Adicionalmente, el TLC hará posible atraer mayores niveles de inversión, generar mayor eficiencia económica, reforzar la estabilidad de la política económica e institucional y reducir la percepción de riesgo-país ante los agentes económicos internacionales que permita a la deuda soberana peruana obtener la calificación de grado de inversión.

Beneficios del TLC con Estados Unidos

Sectores más beneficiados con el TLC

Los principales sectores beneficiados serán aquellos orientados a la exportación, en los que ya hoy el Perú es más competitivo que Estados Unidos: agroindustria, metal-mecánica, textilconfecciones, madera, muebles y accesorios, artesanía y joyería, entre otros. También se verán beneficiados todos aquellos sectores que utilicen insumos y/o bienes de capital provenientes de Estados Unidos, ya que los costos de importación de los mismos se reducirán. En el corto plazo, se beneficiarán aquellas industrias que importen bienes que a la firma del acuerdo gocen de desgravación inmediata. Por ejemplo, se reducirán los costos de industrias nacionales que importen aparatos y maquinaria para la fabricación de alimentos y bebidas, como la lechera, molinera, avícola, cervecera y chocolatera. Asimismo, serán beneficiadas las industrias de confección, calzado, papel y cartón. También la agricultura será beneficiada por la importación de maquinaria, fertilizantes y pesticidas libres de aranceles.

Los consumidores y el TLC

El TLC con Estados Unidos será beneficioso para los consumidores peruanos porque mediante la reducción de los aranceles de importación los consumidores tendrán acceso a una mayor variedad de bienes finales a precios más baratos, como por ejemplo computadoras, equipos de transporte, automóviles, libros, discos de lectura por láser para reproducir, aparatos electrónicos, electrodomésticos y cosméticos, que le país básicamente no produce. De otro lado, el TLC conducirá al establecimiento de reglas y procedimientos que promuevan el funcionamiento eficiente, transparente y ágil de las aduanas, lo que significa menores costos de almacenamiento

y manejo de mercadería para los importadores y, por tanto, reducciones adicionales en los precios pagados por los consumidores.

Impacto tendrá el TLC sobre el precio de la canasta básica familiar

En general, los tratados de libre comercio tienden a abaratar el precio de los productos, incluidos los de la canasta familiar, debido a que los productos importados cuestan menos gracias a la eliminación de aranceles. Además, como resultado de los TLC, la inflación tiende a alcanzar niveles internacionales, los cuales son generalmente inferiores a los que presentan los países en desarrollo.

Más empleo con el TLC

Con el TLC habrá más y mejores empleos. Para generar más empleos necesitamos invertir y producir más, y para producir más necesitamos mercados más grandes que el nuestro. Estados Unidos es el mercado con mayor poder de compra del mundo y por eso es importante consolidar
el acceso preferencial a él. En el Perú, las exportaciones sostienen 15 de cada 100 empleos, y de las exportaciones a Estados Unidos dependen casi 6 de cada 100 empleos. Solamente los puestos de trabajo directos e indirectos generado por el ATPDEA (745 mil trabajadores) representan 5,9% del empleo nacional. Además, el MINCETUR estima que la firma del TLC con los Estados Unidos generaría una ganancia neta de alrededor de 81 mil empleos adicionales (directos e indirectos) a los ya generados gracias al ATPDEA.


(1) MINISTERIO DE COMERCIO EXTERIOR Y TURISMO. Preguntas y Respuestas sobre el TLC Perú-Estados Unidos. Lima. Febrero del 2005. P.6, 8, 9,10.

(2) OPPENHEIMER, Andrés. Cuentos Chinos. El engaño de Washintong, la mentira populista y la esperanza de América Latina. Séptima edición. Buenos Aires, editorial Sudamericana, 2006. P. 118.