Riesgo y Rendimiento

A la hora de decidir en qué activos colocar el capital, los agentes tienen en cuenta tres variables:

- Riesgo
- Rendimiento
- Liquidez

El análisis de estas tres variables puede ser realizado en forma consciente o puede estar implícito en la decisión sin haberse realizado conscientemente.

Riesgo

El riesgo es la probabilidad de perder todo o parte de lo que estamos invirtiendo. Básicamente, la fuente de riesgo es la incertidumbre, que proviene del hecho de que no se puede saber exactamente lo que sucederá en el futuro. No se puede adivinar cual va a ser el precio del dólar o de una acción. Las decisiones se toman con una expectativa de ganancias, que en el futuro se pueden realizar o no.

Rendimiento

El rendimiento es lo que uno espera obtener por encima de lo que se está invirtiendo en el mercado. Hay una relación directa entre riesgo y rendimiento, es decir, un activo financiero que ofrezca mayor riesgo, usualmente tiene un mayor riesgo implícito (aunque no se perciba). El rendimiento se puede ver como el incentivo que tienen que tener los agentes para vencer la natural aversión al riesgo.

Liquidez

La liquidez es la velocidad con la que un activo puede ser convertido en otro. El activo mas líquido es el dinero, el resto de los activos tiene distinto grado de liquidez.


Argentina
En el mercado de acciones argentino hay títulos de máxima liquidez, que se agrupan en el panel de acciones líderes. Estas acciones líderes no necesariamente representan a las empresas líderes de un sector productivo (por ejemplo Alpargatas), la característica de “líder” se refiere al grado de liquidez del papel. El resto de las acciones, menos líquidas, se agrupa en el panel general. Estas últimas suelen ser acciones que no se negocian todos los días.