Cooperativismo - Asociativismo

¿Dictaduras y corporaciones o, auténticas cooperativas?

Autor: Roberto Fermín Bertossi

Una vez más y en soledad, hemos de levantar nuestra voz democrática para denunciar la legislación dictatorial que paradójica, llamativa e inauditamente aun rige a cooperativas, mutuales y fundaciones argentinas, no obstante la advertencia y el apotegma de los artículos 36, 29 y cc. de nuestra Constitución Nacional (CN.).

En efecto, para las cooperativas, desde el día 15 de mayo de 1973 aún rige el decreto de facto de la dictadura de entonces, bando que lleva el n° 20.337; desde el 10 de mayo de 1973 el bando mutual que lleva el n° 20.321 y, desde el 25 de septiembre de 1972, el bando n° 19.836 para las fundaciones.

Otro tanto sucede con las entidades financieras en general y cooperativas/mutuales de crédito en singular que también fueron alcanzadas por un bando dictatorial aún vigente que no es otro que el n° 21.526 “sancionado y promulgado” en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 5 del Estatuto para el Proceso de Reorganización Nacional, por la Dictadura usurpadora en el día 14 de febrero de 1977.

Semblanza actual y perspectivas de las cooperativas.

En las secuencias históricas del cooperativismo universal podemos distinguir cuatro periodos: 1) de iniciación o florecimiento (1835/95); 2) de desarrollo (1895 a 1914); de madurez (1914 a 1966); 4) De incertidumbres pendulares (1966 a la fecha) con sus corsi e ricorsi de renovadas dictaduras, democracias y populismos sin ciudadanía.

El nacimiento del auténtico y más genuino cooperativismo tuvo nacimiento con el hambre, la desigualdad e injusticias humanas.

¿Acaso en este universo con alimentos para más de tres veces su población actual se puede esgrimir alguna explicación racional o apelar a alguna argucia geográfica o legal cuando mucha humanidad vive de hambre en hambrunas?

Cuando hay una necesidad humana e impostergable, no debemos soportar ni aceptar nada para que esas situaciones persistan ni se perpetúen, mucho menos cuando nuestros dirigentes eligen rescatar bancos o hacer la guerra antes que salvar personas de carne y huesos.

Ahí, de esas situaciones espantosas y crueles, desde la revolución industrial, hombres y mujeres probos y emprendedores para procurar –inicialmente- sus alimentos básicos eligieron el procedimiento o la metodología cooperativa.

La misma en su evolución y en el rediseño de la ´marca´ cooperativa” exhibe desenvolvimientos en los que en ciertas etapas prevalecen los atributos intangibles y en otras, los tangibles.

Cooperativas y Mutuales

(¿Valores escondidos o, inadvertidos?)

 p. Roberto Fermín Bertossi
Si se trata de vivir la democracia como cuando toda la gente importa, el sector cooperativo y mutual ha realizado, realiza y realizará múltiples, solícitos y progresivos aportes para el bien común y la paz social.

Ahora bien, en las últimas décadas una tromba individualista y neoliberal debilitó, persiguió y hasta exterminó entre nosotros demasiadas de estas organizaciones democráticas y solidarias forzando toda presión para una marcada descooperativización y desmutualización sustituyendo así a tales empresas de servicios por otras cimentadas en inescrupulosos enriquecimientos financieros, acelerados, insaciables y antidemocráticos.

De ahí la necesidad de un corpus mínimo compartido de reglas necesarias para una gestión racional del mercado financiero global subordinado a la democracia, mercado global que ha crecido mucho más rápidamente que la `economía real´ debido principalmente a: 1) Una abrogación generalizada de los controles sobre los movimientos de capitales con la desregulación de las actividades bancarias y financieras y, 2) Los progresos de la técnica para la expansión financiera favorecidos por los instrumentos informáticos de conectividad y superconductividad

¿Qué se Compra y qué se Vende en el Mercado de Trabajo?

El problema del desempleo está en la agenda de todos los países del mundo. Los debates giran en torno a problemas de demanda y de oferta, pero no queda claro que es lo que se intercambia en ese mercado. En este artículo indagamos sobre qué se intercambia en él, las transformaciones que han ocurrido y el rol de la economía social.

¿Qué es el mercado de trabajo?

En los mercados se intercambian, compran y venden cosas, objetos, bienes. Siguiendo ese razonamiento, cuando se habla del mercado de trabajo nos estaríamos refiriendo al trabajo como una cosa más a comprar y vender. El problema es que esta cosa no está disociada de quién la produce, que es el trabajador. Es por esto, que no puede ser manipulada o dejarse ociosa sin afectar a la persona que la posee, ya sea en su integridad física y/o psíquica. Así, si pensamos en un exceso de oferta en cualquier mercado, es decir cuando se produce de más, suele ocurrir que el mercado decida almacenarla, venderla a menor precio o dejar de producirla. En el caso del trabajo, estamos hablando de desempleo masivo, precarización laboral, pobreza e indigencia, es por esto que no podemos dejar que el trabajo quede a merced del mercado.

HACIENDO HISTORIA:

¿Que pasó con el trabajo en los últimos 30 años?

Economía Social

¿Economía Social? ¿Economía Solidaria? ¿Hablamos de lo Mismo?

El término Economía Social es utilizado como sinónimo de tercer sector, de economía popular o solidaria. Sin embargo, existen diferencias entre estos conceptos e incluso entre lo que cada corriente ideológica piensa cuando se refiere a ella. Este debate también se presenta a la hora de definir quiénes, y qué proyectos se encuadran dentro de cada categoría. Con el objetivo de realizar un aporte a esta discusión, presentaremos tres visiones sobre la economía social para luego ubicar nuestra posición.

Una primera acepción es aquella que piensa a la economía social como un tercer sector, una esfera que no corresponde a lo privado ni a lo público, donde se encuentran las organizaciones de la sociedad civil. Esta definición plantea para los neoliberales la posibilidad de desmantelar las políticas públicas, y traspasarlas al mercado y a las organizaciones de la sociedad civil. Esta transformación parte de la concepción de que cualquier intervención del Estado será ineficiente. El problema aquí radica en colocar derechos de los ciudadanos en una visión asistencialista, en un lugar de ayuda. Se plantea así una economía para los pobres, para aliviar la pobreza de un subgrupo.

Alcance y sentido del Mutualismo - Mutuales

Una necesidad, un dolor menos, Es una libertad mas

(Anónimo)

p. Roberto F. Bertossi

La globalización desmanteló la intensidad, extensión y alcance del estado del bienestar de los países en mayor o en menor grado produciendo así también, un verdadero desafío para las asociaciones mutuales de la economía civil

El impacto central estuvo en el campo del trabajo y de la seguridad social.

La mutualidad es una de las mejores expresiones humanas de fraternidad cuyas versiones dan cuenta ya de las experiencias de los Babilonios, del presidente Franklin (1782) y, como factor clave para el hospedaje, afianzamiento, desarrollo y expansión de la Inmigración y su redignificación que se configuraron en tantas asociaciones mutuales Vg., españolas, italianas, judías, polacas, francesas, suizas y más.

La Economía Social y Solidaria como escenario nuevo de la Mutualidad

La mutualidad es una de las mejores expresiones humanas de fraternidad cuyas versiones dan cuenta –más destacadamente- de las experiencias de los Babilonios, del presidente Franklin -en 1782 con su mutual contra incendios- y, como factor clave para el hospedaje, afianzamiento, desarrollo y expansión de la Inmigración y su redignificación.

Hoy, esa mutualidad exige herramientas nuevas ante la mundialización de la economía con sus extravagantes esquemas financieros que han repercutido tan negativa y excluyentemente en el campo del trabajo y de la seguridad social, fundamental y trascendentemente.

Cooperativas

Asamblea de Delegados.

Todos en tanto personas capaces y aún los menores de edad (Art. 17 y cc. Decr.ley, nº 20.337) pueden ser elegido delegado por parte de los asociados de una cooperativa (cuando esta supere el número de cinco mil (Art. 50 y cc. Decr.-ley nº 20.337) para ejercer una función insoslayable: representarlos apropiada y pertinentemente ante cada Asamblea cooperativa en calidad de Delegados.

Aspectos comunes a los asociados cooperativos en todo el mundo.

En principio, cada asociado cooperativo posee derechos pero también los deberes le son inherentes como anverso y reverso de la misma moneda cooperativa.

En efecto, no se trata sólo de usar y disfrutar servicios y beneficios cooperativos. Se trata de participar activa y proactivamente en la vida cooperativa aún cuando esto implique sobre todo en pequeños pueblos, ciudades o comunidades rurales aún, muchas veces una insidiosa necesidad de tener que relacionarme con los vecinos.

Lo mismo pasa con muchos asociados que una vez `tales´ piensan que pueden gozar de una `panacea´ creada únicamente para brindar bienestar cuasi-benéfico y libre de todo riesgo.

Economía de Mercado

Estirpe cooperativa.
p. Roberto F. Bertossi

Argentina precisa de un accionar solidario y mancomunado que le permita salir de una profunda crisis real. Esto supone e implica que debemos colaborar desde una perspectiva para refundar una nueva concepción de la sociedad que incluya buen trato, equidad, libertad, oportunidades, justicia y paz social.

Ante la feroz crisis actual que padecemos en áreas sociales (inseguridad), económicas (excluidos), políticas (autocracias), ecológicas y fundamentalmente morales, otra mirada sobre ciertos aspectos del pasado resulta doblemente saludable porque puede ayudar a reafirmar nuestra identidad revelándonos la importancia y fortaleza que engalanaban los lazos construidos desde la fraterna colaboración, el respeto mutuo y la reciproca solicitud de los conciudadanos.

Si hemos de referirnos a economía, la misma debe servir al hombre, a todo el hombre, a todos los hombres!

Educación Cooperativa

Cooperativismo
(Pedido de Informes Legislativos )

p. Roberto F. Bertossi

Con fecha 15 de Octubre de del año 1986 se sancionó la Ley 23.427 implementando un Fondo Federal para Educación y Promoción Cooperativa al que adhirieron las provincias argentinas.

Anualmente cada una de ellas estaría coparticipando desde su adhesión hasta la fecha, una cantidad oscilante promedio de entre diez a quince millones de pesos aproximadamente.

La afectación legal de estos fondos no es ni puede ser otra que la educación y promoción cooperativa a lo que cada provincia se comprometió institucionalizando su “Fondo Provincial para la Educación y Desarrollo del Sector Cooperativo”

No obstante, mucho de los mismos habría sido `desviados´ a rentas generales provinciales.

Distribuir contenido
Invertir en Apple
Noticia: 23 Abr - Apple está subiendo un 8% luego de anunciar ganancias mejores que las esperadas!